Fuego y nieve

Nada más no se ve mejora…

Zona Oriente

Afloja el paso la nueva guardia…

Ejército en las calles...

  • Presencia policíaca disminuye en encargos cotidianos
  • Vialidad, el eterno problema

Por José Manuel Miranda

ZONA ORIENTE, Méx. –  Luego del cambio de mandos que se ha producido en algunas demarcaciones y en especial en el municipio de Chalco, la actividad que la policía venía presentando como nueva administración, acusa una  baja en su presencia y ritmo de impacto en las tareas cotidianas a saber, vialidad, tránsito y seguridad pública.

Lo anterior luego de un sondeo comunitario al azar en las tres demarcaciones principales de la zona sur oriente, Chalco, Ixtapaluca y Valle de Chalco, ubicadas así por sus índices de peligrosidad alcanzados durante los últimos años, su nivel demográfico y sus características urbanas en el territorio, así como su perfil de población.

El principal hecho señalado es que luego de la instalación de la Base de Operaciones Mixta (BOM) en cada localidad, la policía municipal pasó a un término en el que no se les toma como una fuerza de contención social importante, han perdido mucha presencia y fuerza en Chalco y Valle de Chalco; para el caso de Ixtapaluca, aunque tiene el mando bajo la orden del prefecto puesto por la Presidenta Serrano, sus logros son minimizados y a veces usurpados por la Secretaría de Seguridad Ciudadana y para ejemplo está el reciente caso de un secuestro que la policía local resolvió, pero hay queja de que la policía estatal se adjudica el éxito de las acciones. No hay coincidencia.

Para el caso de la vialidad, se venían implementando en puntos críticos varios  operativos para descongestionar el tráfico vehicular generado en gran parte por la ciudadanía que no respeta las señales cuando no ve presencia policíaca,  hoy día simplemente los cruces han vuelto al caos habitual y la presencia de los policías es intermitente, “unas veces los elementos estatales, otras los municipales, pero la mayoría del tiempo atentos a que algún automovilista al detener su vehículo en una luz roja sea atrapado en falta por no traer verificación principalmente, o placas en su caso extremo”, coinciden entrevistados.

La regulación de tránsito es desigual y no hay una cadena de mando visible para el ciudadano, mismo que es detenido por cualquier uniformado y con cualquier pretexto; líderes comunitarios y ciudadanos en general manifiestan un desasosiego por la situación que consideran “se está relajando nuevamente”.

Para el caso de la seguridad pública, existen los operativos del BOM, sin embargo ha trascendido el hecho de que se quedan en las partes más transitadas de las cabeceras municipales, cuando el patrullaje de las colonias más apartadas es inexistente y se ha llegado a atribuir el hecho a “la falta de combustible para las unidades”, situación que coarta socialmente el impacto y beneficio de los operativos.

La reforma y su coincidencia ya ha sido signada por los Alcaldes mexiquenses, sin embargo sólo el municipio de Chalco ha sido el único que a la fecha ha implementado la sustitución de mandos y no han fluido datos respecto de los beneficios alcanzados con el relevo, ni siquiera se ha dado a conocer el resultado del canje de armas implementado hace unos días…