Fuego y nieve

Muertes y más muertes…

ZONA ORIENTE

Vientos de muerte en la zona oriente…

 

  • Decesos violentos inquietan a la población

José Manuel Miranda

ZONA ORIENTE, Méx. 5 marzo 2013. –  Con gran preocupación los vecinos de los tres principales municipios de la zona sur oriente del estado de México ven la progresión y escalada de muertes violentas que azotan la cotidianidad de municipios que en otros tiempos estaban  tranquilos y en paz.

Chalco, Ixtapaluca y Valle de Chalco Solidaridad, están bajo una psicosis callada que se comenta en las calles y las colonias en general, pero que oficialmente no se toca el tema por no exacerbar rumores o dar foro a los mensajes de los grupos criminales que, tras las masacres, dejan sendos carteles retando y advirtiendo a sus rivales.

Esto que es sabido, y por conocido ignorado, recrudece la realidad de los habitantes en general al no tener duda de que “los rumores” son ciertos a cabalidad. Es difícil no conocer o tener como familiar a alguien que haya sido víctima de la delincuencia común u organizada en el peor de los casos. La zozobra  forma parte de la vida diaria y la gente ha aprendido a vivir con ella.

La muerte de 12 personas en el territorio mexiquense el fin de semana pasado y las muertes ocurridas en Valle de Chalco e Ixtapaluca este martes con la plena marca de ejecuciones, indican que si bien es cierto que los operativos implementados por las Bases de Operaciones Mixtas (BOM) han inhibido el desenfreno en la comisión de delitos comunes, lo cierto es que los delincuentes y su actividad sólo se ha vuelto más sofisticados.

Una mujer identificada como maestra que falleció a manos de dos jóvenes que le dispararon y huyeron en una motoneta en el cruce de las avenidas Acozac y Cuauhtémoc, además de la ejecución de dos personas más en Valle de Chalco, una  en la colonia Guadalupana y otra en Xico III (todas ellas el día de hoy martes 5 de marzo), es  un claro indicativo de que aunque la presión de la policía está sobre los delincuentes, estos no cesan sus actividades ni dan señales de que estén amedrentados.

En retrospectiva, los cuatro jóvenes hallados cerca del llamado FRASCO en Ixtapaluca y que se identificaron como habitantes de Loma Bonita, quienes fueron ejecutados con armas de alto poder por un comando que se llevó según testigos a un quinto muchacho todavía con vida, son mudos testigos de la saña con que se ejecutan las muertes en estos tiempos, en estas tierras…

Los tres descabezados de Chicoloapan hace cuatro días, no hacen más que señalar lo inaudito de los términos bajo los cuales se conducen los autores materiales de estos hechos. El crimen organizado tiene una ética muy diferente de otros tiempos y no se arredran, con todo y la promulgación de los mandos únicos, ni los patrullajes de las policías y el ejército en conjunto con armamento pesado y vehículos adecuados, todo eso pareciera que eso ni les va ni les viene.

La percepción sobre la inseguridad parecía que mermaba hacia momentos más calmados, sin embargo esta serie de asesinatos ha venido a desmentir ese escenario y sólo basta con caminar las calles y platicar con las personas para tener el pulso de su preocupación.

No hay duda, la inseguridad es el principal problema de Valle de Chalco, Ixtapaluca, municipios circunvecinos y también de Chalco por supuesto y eso lo confirman los 15 asesinados en tan sólo 10 días. Por eso cuando veo a funcionarios queriendo omitir la realidad por decreto, pienso que eso es jugar de manera irresponsable con la inteligencia de los ciudadanos…