Fuego y nieve

Los signos de la cooperación

Los signos de la cooperación

 

  • Cierran frente Del Mazo y Antorcha
  • Maricela Serrano ya tomó protesta

Por José Manuel Miranda

IXTAPALUCA, Méx.- El día llegó y la duda sobre el triunfo de Maricela Serrano quedó absolutamente enterrada luego de que sus rivales políticos estuvieran por meses inflamando la cabeza de la ciudadanía con la idea de echar abajo la elección del 1 de julio pasado.

Esto es relevante y contundente, sobre todo por la presencia que el gobernador Alfredo Del Mazo hiciera en la toma de protesta de Maricela Serrano Hernández en un evento que no guardó ningún recato al respecto y que se tornara eminentemente antorchista.

La protesta que como alcaldesa a partir del 1° de enero del año próximo hizo Serrano Hernández, tiene significancia en sus apariencias por dos motivos fundamentales: la deseable conciliación del frente abierto que mantenía la organización Movimiento antorchista con el gobierno estatal, mismo que les ha retenido recursos financieros que habían sido etiquetados para obra pública en sus localidades y que estaban al punto del sub ejercicio presupuestal y la gestión de los puntos torales del desarrollo que se basan en proyectos de infraestructura como el metro La Paz – Chalco y el Puerto seco en Ixtapaluca, los cuales tienen que ver con el flujo de recursos provenientes del gobierno federal y a los que el propio Del Mazo Maza se comprometió a valorar y agilizar.

Además de ello, la propuesta de extender la educación superior en su modalidad de escuela pública -tomando como antecedente el modelo y los buenos resultados del Centro Universitario Tlacaélel- y el ajustar a Ixtapaluca a la media estatal en lo referente a la distribución del presupuesto, son dos puntos que, al asentir Alfredo del Mazo en la alocución que hiciera de ello la próxima presidenta de Ixtapaluca, deja ver un posible cierre de hostilidades entre el movimiento antorchista y el gobierno del Estado de México.

Lo anterior es al menos desde la perspectiva del gobernador, sobre todo porque Ixtapaluca representa junto con Chimalhuacán los únicos bastiones del priismo en esta zona oriente del estado, cosa que no es menor para Del Mazo, más si se toma en cuenta que el congreso mexiquense dominado por Morena le está dando con todo a sus iniciativas que aprobara la pasada legislatura.

Alfredo Del Mazo entiende que necesita aliados, no más enemigos.

El gobernador reconoció la continuidad de un desarrollo a partir del gobierno municipal en el entendido de que Antorcha gobierna Ixtapaluca desde hace seis años con resultados contrastantes, respecto de los municipios vecinos con condiciones de marginación y pobreza similares en ese entonces.

Un tema que robó la atención en este acto protocolario que se dio el pasado jueves, fue que el gobernador dio como un hecho la colaboración del gobierno del estado para mejorar la seguridad pública en Ixtapaluca, lo que sin duda debe tener como un objetivo prioritario, sobre todo por ser una promesa de su campaña desde el año pasado y más ahora que los enlaces estatales del gobierno federal metieran mano en ese rubro con la incursión de militares en los mandos que coordinan los esfuerzos conjuntos para combatir a la delincuencia en las municipalidades.

Este tema que se da por sentado en el papel de acuerdo a la gobernanza ideal, es algo que no se da en la realidad de las calles por lo que, consolidarlo, es toral para ambos gobiernos.

De este modo y de acuerdo a la exposición que ambos mandatarios (una electa y el otro en funciones) hicieran de la problemática, sus propuestas de solución y alcances en la cooperación, se vislumbra un cierre de hostilidades en el horizonte cercano para conseguir objetivos que a ambos benefician y lo mejor, en beneficio de la población de Ixtapaluca y el interés público, algo que no hay duda, es lo primero a lo que los gobiernos se deben avocar…