Fuego y nieve

Inequidad financiera que aniquila

Inequidad financiera que aniquila

 

  • Estado de México, una entidad discriminatoria y clasista

Por José Manuel Miranda

ZONA ORIENTE, Méx.- Durante décadas los mexiquenses parecieran vivir una segregación bajo un sistema de castas, ello a partir de la situación geopolítica en que se conforma el Estado de México y de quien se ha adueñado del poder en la entidad.

Ciudadanos de primera y segunda, así nos dividen en cuanto a la distribución de los recursos financieros, mismos que son provistos a partir de los impuestos que todos los mexicanos pagamos.

El recorte de las participaciones federales ha sido brutal con repercusión directa sobre los beneficios sociales de crecimiento económico con base en la infraestructura para el desarrollo; pero no sólo eso, sino que la asignación que el gobierno del Estado de México hace de los recursos financieros es tan dispar, que al momento no hay una explicación sucinta que dé cuenta del porqué unos merecen más que otros, en uno de los estados de la república con más pujanza y riqueza.

Veamos, en la entidad mexiquense el monto promedio estatal en la distribución del presupuesto es de mil 797 pesos per cápita; de los municipios del oriente más poblados que merecerían una mejor asignación, está el caso emblemático de Ixtapaluca que recibe tan sólo 1 mil 20 pesos por habitante, con un déficit de 777 pesos.

Otros municipios con similar población reciben mayor asignación por persona que habita esos lugares, por ejemplo:

  • Huixquilucan, (La tierra de Alfredo Del Mazo): $2, 834.06 pesos/hab
  • Metepec, (Tierra de políticos empoderados): $2, 297.37 pesos/hab
  • Tultitlán, (Tierra de grandes capitales extranjeros): $1, 357.17 pesos/hab
  • Cuautitlán Izcalli, (Tierra de saqueos al erario): $1,652.96 pesos/hab
  • Atizapán de Zaragoza, (Botín de familias políticas): $1,747.87 pesos/hab
  • Naucalpan de Juárez, (El más caótico de todos): $2,314.14 pesos/hab
  • Toluca, (La casa de los mandones): $1,726.99 pesos/hab
  • Tlalnepantla, (Tierra de toda la industria): $2,574.50 pesos/hab
  • Ecatepec, (La tierra de Eruviel Ávila): $1,404.24 pesos/hab

Pero aún más inexplicable, es que a un municipio tan pequeño le toque esto:

  • Tenango del Aire: $2,907.30 pesos/hab

Esto sorprende más todavía porque de acuerdo con este último ejemplo, se trata de uno de los municipios con un índice bajísimo en el PIB per Cápita en el Estado de México de tan sólo 0.0047, luego de haber producido sólo 58.90 millones de valor en el año 2015.

El resultado es abrumador cuando vemos que Ixtapaluca tiene un déficit de asignación presupuestaria per cápita de 43.24%, mientras que Tenango del Aire tiene un superávit de 61.76%; lo cual hasta ahora no tiene explicación por parte del gobierno del Estado de México en el cual sustente las asignaciones financieras a las municipalidades.

De mayor contraste es el municipio de Zacazonapan, un territorio que alberga 4,137 personas y que tiene un presupuesto para este año de 29 millones 178 mil 825 pesos y que en la relación asignada queda en $7,053.13 pesos por habitante, algo inaudito en un pequeño pueblo que se dedica fundamentalmente a la minería y que, en términos de datos, tuvo un auge enorme con la construcción del NAIM en Texcoco.

Estas cifras ejemplifican de modo claro el uso discrecional del presupuesto y su asignación mediante consideraciones exclusivamente políticas y de poder por parte del gobierno mexiquense, lo que da al traste con los planes que cualquier nuevo edil en funciones quiera realizar para su territorio en favor de sus paisanos.

Además de la desaparición del ramo 23 federal en el que se suministraban recursos para la generación de obras sociales de impacto en los municipios, estar a merced de la discrecionalidad en el uso de recursos por parte de la coordinación estatal de la Secretaría de Bienestar federal (en manos de la ex candidata Delfina Gómez), pone en jaque a aquellos municipios que están como se conoce comúnmente “fuera del sistema”, pues la toxicidad política que avasalla el derecho de los mexicanos a conseguir mejores niveles de vida (consagrado en la carta magna), puede ser la punta del estoque; algo que no se merecen ciudadanos de ninguna municipalidad.

Ixtapaluca está colocado en el lugar 120 de un total de 125 municipios en el ranking de asignación presupuestal per cápita, donde su población está muy por encima de los números que maneja el INEGI; se debe recordar que desde hace ocho años el entonces presidente municipal Humberto Navarro defendía la idea de que Ixtapaluca rebasaba el millón de habitantes.

En este contexto, el reclamo dirigido por la Presidente municipal de Ixtapaluca es más que razonable cuando Serrano Hernández apuntó “… la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) de la anterior administración federal, cuantificó 100 mil habitantes más en este municipio a los reportados por el INEGI, por eso es necesario se reconsidere la asignación del presupuesto per cápita que se da cada año…

Además, la edil expuso que en diciembre pasado cuando realizó su toma de protesta, solicitó al gobernador mexiquense Alfredo del Mazo, “… es urgente que Ixtapaluca sea ajustado a la media estatal en lo referente a la distribución del presupuesto para que ello tenga efectos positivos en la población, en cuanto a pavimentaciones, espacios deportivos y solucionar el abasto de agua con la perforación de pozos…”, algo básico que a todas luces es desdeñado por los moradores de palacio nacional y el palacio de Lerdo…

_______________________________________________________________________________________

Fuentes:

  • Panorama general del crecimiento económico municipal en el Estado de México 2003 -2015 Contraloría dela Legislatura mexiquense. 2017.
  • Montos estimados de participaciones federales correspondientes a los municipios para el ejercicio fiscal 2019.
  • Encuesta intercensal 2015 INEGI.