Fuego y nieve

Escándalos desnudan al Vaticano…

Desnudan a “Babilonia la grande”

 Por Gabriel Rodríguez Hernández

Como se dio a conocer con antelación, el pasado 28 de febrero el ex jefe de la Iglesia Católica Romana  Benedicto XVI, alemán de nacimiento y de apellido Ratzinger, presentó su renuncia a la curia romana o administración de la máxima posición religiosa de la cristiandad o “Babilonia La Grande” como muchos le conocen y a la que se le considera el Imperio Mundial de la Religión.

El Colegio Cardenalicio al realizar una asamblea previa o precónclave convocó a los cardenales para el martes 12 de marzo pasado para realizar el cónclave que eligió al nuevo Papa dos días después. Así se reveló la existencia de 212 legajos que son documentos integrados en un expediente difundidos por los periódicos La Jornada y  Reforma, Cadena CNN en español, tema que fue retomado por Carmen Aristegui y Bernardo Barranco en programa matutino de MVS Radio y publicado por la  revista Proceso (edición 1800 del 1 de mayo de 2011), los cuales señalan a Marcial Maciel sacerdote mexicano y líder de La Legión de Cristo,  protegido por el entonces papa Juan Pablo II  y Ratzinger, que se encuentran resguardados en el Archivo de la Congregación para Institutos y Sociedades de la Vida Consagrada, abarcando el período de 1944-2002.

Toda esa información le fue entregada a Fernando M. González investigador de la UNAM, al ex sacerdote  y académico del Instituto Tecnológico Autónomo de México  Alberto Athié y a una víctima de Maciel de nombre José Barba. Ellos lo señalan  (a Marcial Maciel) como culpable de actos de pederastia y de ser un adicto a la morfina. También  hay la presunta existencia de un “dossier” –expediente- de casi 300 páginas, escrito de puño y letra de Benedicto XVI, sobre otros temas diferentes al “Vatileaks” (datos revelados por la red internet), heredado al Papa Francisco.

OTROS ESCÁNDALOS

Aunque el entonces Papa Ratzinger pidiera disculpas, al parecer no fue suficiente y ya se conoce de víctimas que por todo el mundo -especialmente en México-, iniciarán proceso contra los encubridores y cuya complicidad no ha permitido actuar contra los que todavía forman parte de ésta organización religiosa, entre ellos el ex Papa.

Otro escándalo es el  del recién nombrado titular del Banco del Vaticano Ernst Rudolf Conrad Von Freyberg, personaje identificado como devoto de los Caballeros de Malta, quien naciera en Ginebra pero con nacionalidad alemana y que ostenta la presidencia corporativa de una empresa constructora de barcos de guerra, el astillero Blohm + Boss.

Otro más,  lo forma el expediente de una “donación” de 60 millones de dólares provenientes de una anciana de Rhode Island llamada Gabrielle Mee, cuya nieta demanda a la Legión por una acción orquestada para aislar a la anciana y lograr convencerla de hacer dicha donación millonaria a la organización de los Legionarios de Cristo comandados por Marcial Maciel, la demanda va contra  el propio Ratzinger.

Algo parecido sucedió en Ecatepec de Morelos con el Obispo Juan José Íñiguez.

Por si fuera poco,  el mayordomo papal Paolo Gabriele filtró información a la prensa que podría haber revelado aspectos de la vida y ministerio del  ex Papa, dicho servidor personal fue condenado por las autoridades vaticanas.

 EXPEDIENTES SECRETOS

Por otro lado, según el arzobispo Loris Capovilla (quien fuera secretario de Juan XXIII), Benedicto XVI también ha dejado a Francisco un “dossier” (expediente) de casi 300 páginas, escrito de su puño y letra, sobre otros temas diferentes al “Vatileaks” (datos revelados por la red internet), lo anterior lo aseguró el diario italiano «La Stampa».

Sobre el “Vatileaks”, el portavoz Lombardi confirmó hace varios días que el informe estaba ya a disposición del papa Francisco. Benedicto XVI creó en la primavera del pasado año, una comisión formada por tres cardenales -entre ellos el español Julián Herranz- para que investigaran la filtración y publicación de documentos reservados del pontífice y del Vaticano. Por ese caso fue detenido, condenado y después perdonado por el papa Ratzinger el que fue su mayordomo, Paolo Gabriele. Los tres cardenales interrogaron a una treintena de personas y toda la documentación se la entregaron en diciembre pasado a Benedicto XVI, quien decidió que pasase a su sucesor Francisco.

Al ser entrevistado por la agencia de noticias EFE,  el portavoz oficial Federico Lombardi no descartó que durante las reuniones preparatorias del cónclave, los tres cardenales informaran a los otros aunque dijeron -según gente cercana, entre ellos el peruano Juan Luis Cipriani-, a dicha cadena periodística que “recibieron muy poca información… y eso que la pedimos…» informó. El nuevo papa romano Jorge Bergoglio, escogió el nombre de Francisco, pero nunca se imaginaron sus electores,  que el menos peor de entre ellos, llegó a ser un apoyador de la Junta Militar argentina de Videla, quien por estas fechas está siendo juzgado, por crímenes por lesa humanidad en su patria.

REUNIÓN INÉDITA DE 2 PAPAS

Este 23 de marzo, por primera vez en la historia de la Iglesia romana (al menos desde que se tienen referencias escritas), un Papa en plenos poderes y otro Emérito se reunieron, se fundieron en un abrazo y rezaron juntos «como hermanitos». Eso fue lo que hicieron Francisco  y Benedicto XVI. El encuentro se produjo en la residencia de Castelgandolfo  a  treinta  kilómetros al sur de Roma, donde vive Benedicto XVI desde que renunció al Papado el 28 de febrero pasado y hacia donde viajó Francisco, a sólo diez días de ser elegido pontífice.

El papa Bergoglio partió del Vaticano a mediodía local en un helicóptero que aterrizó en el helipuerto de la residencia pontificia un cuarto de hora después. Después del encuentro a solas, almorzaron junto a los secretarios George Ganswein y Alfred Xuareb. Tras el almuerzo, Francisco regresó al Vaticano y fue despedido en el helipuerto por Benedicto XVI. Se desconoce los temas de los que han hablado, aunque se sabe que Benedicto XVI ordenó que el dossier sobre el Vatileaks (el escándalo de intrigas, enfrentamientos y  casos de corrupción) preparado por tres cardenales, fuera entregado directamente al futuro Papa es decir, a Francisco…