Fuego y nieve

Destituyen a directora en Chalco por insubordinación

Destituyen a directora en Chalco por insubordinación

 

  • Reclamaba pagos a personal

Por José Manuel Miranda

CHALCO, Méx.- Durante la sesión de cabildo de hoy martes, la ex directora de Bienestar Social de esta municipalidad Rosario Rosas Martínez fue separada formalmente de su cargo, esto luego de encabezar un mitin el pasado sábado exigiendo bajo “formas no institucionales”, el pago de sueldos a personal que trabajaba bajo su mando desde enero pasado y que no habían cobrado.

La controversia se centró en que el personal referido no formaba parte de la plantilla laboral reconocida en la administración municipal y que fue contratado por la propia ex funcionaria, algo que no está en sus atribuciones.

Fue hasta el filo de la madrugada del domingo que las personas esperanzadas en recibir un pago por el trabajo de campo desempeñado se retiraron con el supuesto de que les pagarían una remuneración por su labor.

Fueron 122 personas que en esa situación se manifestaron junto a Rosas Martínez, quien según el acuerdo tomado por el cabildo fue despedida por las formas inadecuadas de resolver los asuntos que le competen y la forma de dirigirse a la institución municipal.

Justo ayer lunes, algunas personas se presentaron a la Tesorería municipal para cobrar sus emolumentos asignados de manera informal, pero bajo el entendido de ser recompensadas por el trabajo realizado, sin embargo varias de ellas no se presentaron, perdiendo así la oportunidad de recibir sus pagos.

Por la mañana de hoy y tras conocer la decisión del Ayuntamiento de Chalco, la ex funcionaria se retiró para hacer la entrega recepción de sus oficinas de la dirección de Bienestar Social.

Desde muy temprano se corrió la versión (confirmada por fuentes) de que por mandato de la ex directora, los centros de desarrollo comunitario habían sido cerrados con candado y movilizado a los beneficiaros para apoyar su causa sin que esto llegara a más, sin embargo se vislumbra por parte de varios entrevistados que el hecho causará acciones legales en contra de Rosas Martínez.

Este episodio se suma a un contexto de claro desentendimiento entre el Presidente Miguel Gutiérrez y el Diputado federal Vicente Onofre por situaciones de poder que ponen en jaque el buen funcionamiento de una administración, misma que pese a tener buenos indicios, es entorpecida por una pugna bizantina que deriva en situaciones como la descrita.

Rosario Rosas logró ser coordinadora municipal de MORENA y desechó la nominación a una candidatura para competir por la diputación local del distrito 1, causa por la que recayó en Anaís Burgos, quien a su vez utilizó la fuerza popular de Rosas Martínez para empoderarse en el pasado proceso electoral.