Fuego y nieve

De brillitos y diademas…

CHALCO

¿Presidente o quinceañera?

 

  • El vicio de la imagen protagónica

Por JM Miranda

Refugio bloqueado...CHALCO, Méx. –  Como un calor que inunda la base de su cabeza al momento de saber que tiene la oportunidad de exhibirse, el Presidente de este municipio tan golpeado por la ignorancia supina sobre el arte de gobernar, vuelve a cometer una felonía más que se caracteriza esta vez por su bajeza, motivada por ese gusanito: el afán de protagonismo a costa de lo que sea.

Con el pretexto de reunir víveres para nuestros hermanos en desgracia en los estados de la República más golpeados como Guerrero, Michoacán y Veracruz, por el paso de los meteoros “Ingrid” y “Manuel”, el gobierno municipal de Chalco se embarcó en la aventura propuesta (ni siquiera fue idea de ellos) de organizar un baile a beneficio de los damnificados. Hasta aquí la cosa no suena mal, el problema no es que se haga, sino cómo se haga.

A propuesta de una organización privada que trabaja como fundación y que está ligada a  una televisora del Ajusco, la segunda en importancia de este país, TV Azteca, el Ayuntamiento del Alcalde Osorno tuvo a bien contratar un paquete de grupos para un baile que cobrará la entrada en especie con un coste mínimo de 50 pesos. El paquete adquirido a la fundación incluye una serie de grupos que tocarán un mínimo de tiempo en el que serán grabados para generar y vestir un spot publicitario que será comentado en algún espacio de la programación de la televisora.

Sólo veinte segundos serán los dedicados a señalar “las bondades del pueblo de Chalco y su Presidente para con los hermanos en desgracia…” esa es la idea, generar protagonismo a partir de una tragedia en un momento en que se necesita  ayuda y acción desinteresada y solidaria, no exhibir muñequitas de postín con vestido nuevo. Esa acción es deleznable, ofensiva y baja en sí misma.

Una cosa que no impacta por su novedad (porque no la tiene) es la obligación impuesta a todas las dependencias de su administración para llevar 25 asistentes con boleto pagado como “bola”; la pretensión es llenar el espacio de una cuadra de una calle principal con diez mil personas y llenar un tráiler con víveres para ir a entregarlos a los afectados. Los que conocen el terreno mencionado, saben que allí no cabe tal cantidad de gente.

Si en este momento no existiera una logística establecida para hacer llegar la ayuda a los damnificados, se entendería la acción como una iniciativa coherente; sin embargo,  cuando existen centros de acopio distribuidos en todo el país que canalizan todos los esfuerzos a través de la Cruz Roja nacional, misma que hace llegar la ayuda a los puntos vulnerables, el actuar por separado y bajo la iniciativa necia del protagonismo y encima pagar para que todos vean y sepan lo que estás haciendo, es ridículo, es una muestra de cinismo incontrolable y desapego tanto a una realidad nacional como a la sensibilidad humana que dicta prudencia, trabajo y sobre todo solidaridad como un alto valor humano, misma que no acepta condiciones ni ventajas sobre la desgracia de un caído.

Por si fuera poco, en su papel de autoridad afectó el calendario escolar de una escuela adjunta al evento (Escuela Primaria Luis G. Urbina), al recortar las actividades escolares a las doce del día sin otra justificación que el mero mandato, además de impedir la ejecución de clases en el turno vespertino, así nada más, todo para que su fiesta de quinceañera saliera muy a la “Barbie”, faltaba menos.

Los doscientos cincuenta mil pesos que el Ayuntamiento pagará a la televisora, bien pudieron dedicarse a la compra de víveres y donarlos a la Cruz Roja directamente con todo y su protocolo, acción sería coherente y plausible pero no, es la oportunidad de que los artífices de una política carroñera luzcan un plumaje prestado y hecho a base de trucos para lucir como espléndidas palomas…

Este edil debería entender que se le contrató para gobernar, no para lucir sus pantaletas nuevas a cada tanto…