Fuego y nieve

1. «Diálogos por México», un PRI quebrado…

1. «Diálogos por México», un PRI quebrado…

  • Diálogos por México, recuerdos inútiles del PRI
  • Alfredo Del Mazo pinta su raya, no participa y se aleja

Zona Oriente, Estado de México 22 de octubre 2022.- Diálogos por MéxicoLa semana pasada tuvieron lugar los «Diálogos por México», ejercicio que el PRI llevó a cabo para dar pasarela a quienes, en ese partido político, pretenden ser candidatos a la presidencia de la república en 2024.

La exposición que hicieran gente como Paredes, Ruiz Massieu, Murat y De la Madrid, evidenció un gran conocimiento de los problemas del país, a la par de un total desconocimiento de su audiencia, de los destinatarios del mensaje. Al parecer no se dan cuenta de que este México, no es el México que ellos conocieron; hablaron de añoranzas, de recuerdos, de logros que hoy están desvanecidos.Diálogos por México1

Pareciese que ignoran que el grueso del electorado tiene como única referencia del PRI a nivel nacional el periodo de Enrique Peña Nieto, con toda su rapacidad y frivolidades con las que ese político se condujo durante toda su carrera como mandatario, en el Estado de México y la presidencia del país, sólo eso.

No se expuso un proyecto de nación como tal y eso evidencia que cada día su expresión política está más dispersa y sólo se ancla en la personalidad de cada aspirante y sus ligas con el poder, no en lo que nuestro país demanda. La Historia ya se registró y no se puede apelar a ella para decir que se es fuerte, que se tienen soluciones porque alguna vez tuvieron poder.

En esta pasarela de aspirantes, se evidenció que el presidente de México les dicta qué hacer, ya que después de emitir una supuesta lista de presidenciables en una de sus conferencias matutinas, los priistas se dieron a la tarea de exhibirse como tales y luchan entre sí por el estandarte tricolor.

Además, su presidente de partido Alejandro Moreno, no demuestra más que un oficio pobre al entrar ingenuamente a la dinámica mediática, pretendiendo ser un hombre de Estado pero que, sin que nadie pueda evitarlo, baila como AMLO le toque el son.

El único personaje que no le entró al juego fue Alfredo del Mazo, el gobernador mexiquense que tiene ante sí el desafío de no perder el estado para su partido, sin embargo, a todas luces es más que evidente su muestra de sobre respeto al presidente, lo cual se ve en todas sus manifestaciones públicas y en su ejercicio de poder. Del Mazo siempre trata de no entrar en conflicto, al tiempo que deja a la entidad sumergirse en un pantano de inseguridad y deterioro de su infraestructura y desarrollo, ignorando por completo la toma de acciones urgente ante la debacle económica de miles de mexiquenses que carecen de impulso a su economía tras la pandemia por el Sars Cov2.

Del Mazo muestra una gran debilidad como encargado político de su partido en la entidad, esto por su postura ante los embates de una legislatura que, aunque le aprueba sus propuestas, en cambio se ha apoderado políticamente del Estado de México.

Las facciones de Morena encarnadas en Higinio Martínez y Delfina Gómez -designada por el presidente López para competir por la gubernatura mexiquense-, controlan la cámara de diputados local a su antojo y con la connivencia no sólo de sus aliados, sino de algunos representantes priistas que, bajo la tutela de Elías Rescala, no atinan a consolidar una oposición clara y fuerte, no concilian en favor de los mexiquenses, sino de sus intereses personales, dejando de lado el interés público y comprometiendo así el futuro de miles de familias que no son sujetas de beneficio alguno, sean programas, acciones u obras.

Del Mazo ha impuesto a una candidata que tiene enormes negativos y que no atina a terminar ni uno solo de sus encargos públicos, siempre de una encomienda a otra, sin poder enarbolar un logro visible y propio en la conducción de la instancia donde la coloquen.

Del Mazo está muy alejado de su partido a nivel nacional y sólo concentra sus esfuerzos en no tener un traspié al salir del mandato. Con la decisión impuesta vía el Comité Directivo Estatal del PRI que dirige Eric Sevilla para colocar a Alejandra del Moral, una candidata que es perfilada como no competitiva, con falta de empatía y además sin identificación con su base partidista, se refuerza la idea (como un secreto a voces) de un pacto para entregar el Estado de México a una fuerza política no priista.

La ausencia de Ana Lilia Herrera en el anuncio de la designación, es un mensaje de ruptura, al igual que la ausencia de su referente Eruviel Ávila Villegas ex gobernador mexiquense, ambos de municipios que no son del valle de Toluca y que no entran en la dinámica de la élite política del PRI mexiquense por sus historias de vida.

De ahí que el Partido del PRI de cara a la “madre de todas las batallas”, sea un partido que está partido y con pocas probabilidades de mantener el dominio de la llamada “joya de la corona” en el concierto de la política nacional…