¿Y dices que quieres ser diputada?

ZONA ORIENTE

Aspirante con ignorancia SUPINA, la más bella de todas…

Susana Osorno mostrando su constancia (800x600)

  • Sedicente licenciada aspira a ser diputada 
  • Ignora nombres de localidades y pueblos
  • Muchas ganas, nulo conocimiento

ZONA ORIENTE, Méx. –  Susanita, candidata del PRI a la diputación por el distrito federal XXXIII, debutó con un oso del tamaño de Yogui, cuando luego de empezar su campaña el pasado domingo de plano no supo qué contestar cuando le preguntaron algo elemental: ¿cuántos y cuáles son los pueblos de Chalco?

Con un entusiasmo incomprensible, la hija del Presidente de Chalco no tuvo ni idea de lo que le preguntaban, algo que no se le podría criticar en caso de que sólo se dedicara a llevársela tan campante en su vida como hasta ahora, el problema es que quiere ser legisladora y no sabe ni el nombre de los territorios que desea “representar”.

Avecindada hasta hace pocos meses en Metepec, esta principiante de la política entró temerariamente a una contienda pensando que los activos priistas la iban a cargar de muertito. Su lindura la ha llevado a “recorrer intensamente durante un mes…” la región, y lo único que ha conseguido es un rechazo a la calladita por sus formas de mujer despreocupada y falta de empatía para relacionarse con la gente de la zona de los volcanes que, todavía en el corredor Cocotitlán – Juchitepec, no olvidan lo que les hizo su padre cuando fuera diputado local por el distrito XXVII: venderle a la gente más necesitada tinacos para almacenar agua potable en mil pesos y lo peor, como no tenían para pagar, se los vendió en “tandas” de cien pesos a la semana, cuando no deberían tener costo por ser un programa asistencial.

Muchos que ya han escuchado la entrevista hecha por un compañero reportero de un diario estatal, de manera mordaz han manifestado una ternura infinita por la interfecta, pero cuando a los priistas que simplemente les fuera negada su participación como candidatos luego de muchos años y batallas electorales interminables se les pregunta sobre el asunto, se mofan y algunos hasta con rabia responden con desprecio: “y qué esperabas de alguien como ella…”

La pobre chica es cautiva de una ignorancia supina, esa que es la más bella de todas, donde el sujeto cree que sabe, pero en realidad es un reverendo ignorante, lo que por lo tanto lo hace muy peligroso para quienes le rodean (nada más imagínese usted alguien así en la cámara cuando de leyes no sabe un pepino). Lo curioso es que para su coordinadora de campaña, le resulta un tanto divertido este tipo de aventuras bufonescas.

Todos ellos le apuestan al olvido, a que la gente no recordará la bajeza con que ha sido tratada por esta casta de aspirantes a españoles (cuando su padre ganó, tuvo el descaro de retratarse junto a su esposa con la bandera de España de fondo, muchos no se acuerdan de eso pero cuando lo reconvinieron quitó la fotografía de inmediato.

Si esto le parece irrelevante, piense en lo siguiente: el candidato del PRD a la alcaldía de Chalco tuvo a bien colocar como aspirante a diputada federal por ese partido y en el mismo distrito a una líder de nombre Amalia Bocanegra para después quitarla y colocar a la hija de Ricardo Luna Munguía en esa candidatura, con lo que Paquito casi le besa los pies de agradecimiento a Enrique Espejel al aventar al ruedo a una rival tan débil e improvisada (lo mismo que la anterior pero ya con una lanita de por medio según se cuenta).

¿No le parece suficiente? pues sepa usted que una gran cantidad de electrodomésticos que el Ayuntamiento de Chalco  compró pretextando que premiaría a los contribuyentes cumplidos por el pago de impuestos locales, fueron a parar a dos bodegas donde aguardan salida para ser obsequiados en campaña con el logo de Susanita (que no tiene un ratón). Esas bodegas se ubican en la casa de su cuñado y en la casa de la dueña de la franquicia en Chalco “El arte de Vivir” Alejandra Mireles Martínez, la misma personita que se pasara de viva con el personal que corrió Osorno al entrar a la Presidencia por “no ser apto” (ya lo quisiera ver caminando descalzo y con los ojos vendados cruzando el boulevard Cuauhtémoc tal y como lo hiciera la Mireles con los que despidió a la postre).

Solo me queda recordarle por el momento, que la aspirante tricolora a diputada federal dice que es LICENCIADA en Comunicación e Imagen por la Universidad Motolinia de Metepec, sin que hasta el momento exista en esa institución o en la Dirección General de Profesiones, indicio alguno que corrobore el dicho, el mismo caso de su padre que se dice INGENIERO…

Hay tantas cosas que mejor las soltamos de a poquito; hasta a mí me da vergüenza la ignorancia entusiasta de esta niña metida a política; aquí el famoso audio…