Turba apedrea casa de edil en Ozumba

Turba apedrea casa de edil en Ozumba

 

  • Multitud enardece por acción de asaltantes
  • Queman una patrulla luego de ser repelidos con gas

Por José Manuel Miranda

patrulla-quemada-en-ozumbaOZUMBA, Méx. –  El pasado viernes por la tarde – noche en el barrio de Santiago en la cabecera municipal de esta localidad, se suscitó un zafarrancho en el que pobladores detuvieron y golpearon a lo que se dijo en un inicio eran “presuntos secuestradores” de un menor. Una versión oficial de la autoridad municipal desmintió el hecho y asentó que se había tratado de un asalto a mano armada. Tras la detención de dos personas –un hombre y una mujer- la población solicitó el apoyo de la policía municipal, lo que procedió con el aseguramiento y traslado de los presuntos asaltantes a la comandancia de policía.

Sin embargo se corrió el rumor de que los habían dejado en libertad y un grupo de 300 personas aproximdamente se presentó en el palacio municipal, lugar donde el cabildo estaba en sesión y tras un operativo de seguridad fue desalojado.

El Presidente Municipal Marco Antonio Gallardo Lozada hizo un intento por calmar a la población tratando de dialogar protegido por un cerco de seguridad, pero la turba reaccionó de manera adversa y con airados reclamos. En un segundo intento de diálogo, el edil resultó herido en el ojo izquierdo con una botella de vidrio según testigos presenciales, lo que ocasionó la huida del funcionario en compañía de los policías estatales que lo resguardaban a través de la calle Juárez, para luego en la vía Sor Juana lanzar cuatro cartuchos de gas lacrimógeno contra la población, quienes enardecidos intentaron quemar una patrulla de la policía municipal, asunto que no se concretó debido a la petición de una vecina que alegó tener un enfermo grave en casa.

Al regresar al zócalo de la comunidad, el conglomerado de personas logró quemar una unidad policíaca. Con semejantes ánimos populares, se provocó el arribo de personal de la Base de Operaciones Mixtas (BOM), con lo que se contuvieron más acciones de violencia popular.

Pero la cosa no quedó ahí, con varias arengas anónimas la gente se trasladó después a la casa de Gallardo Lozada con la intención de seguir el reclamo y a su arribo lanzaron piedras a la casa del funcionario ubicada en la avenida José Antonio Alzate y la Calle Hermenegildo Galeana, lo que motivó el arribo de un grupo de 70 elementos de las Fuerzas de Acción y Reacción (FAR) de la policía estatal conocidos como “los negros”, quienes llegaron a contener la turba que insultaba al edil con toda la fuerza de que eran capaces debido a una serie de acciones que durante casi un año han provocado descontento popular, sea por su altanería con la población, como por su indiferencia y desprecio por la buenas formas en su comportamiento como ejecutivo local, además de un reclamo airado por la dilación de obra pública lo que ha golpeado duramente la actividad comercial de la zona.

El ambiente duró en tensión hasta casi la medianoche del viernes en que por fortuna no hubo mayores consecuencias. Los días siguientes el edil de Ozumba estuvo paseando resguardado por un fuerte operativo policíaco los días sábado y domingo con el ánimo de apaciguar el ambiente mediante saludos personales y minimizando el incidente del viernes.

La autoridad municipal afirmó que los presuntos asaltantes fueron trasladados a la fiscalía de Amecameca para ser procesados por robo a mano armada.

Cabe mencionar que en la gestión de Gallardo Lozada se han suscitado diversos hechos de violencia, mismos que han puesto en un estado de tensión permanente a la población.