Previenen inundaciones…

IXTAPALUCA

Se prepara ODAPAS Ixtapaluca para las lluvias

 

  • Especial atención a zonas de alta densidad demográfica
  • Limpian cárcamos previo a la temporada de lluvias

Desazolve de lumbrerasIXTAPALUCA, Méx. –  Con la mira puesta en evitar posibles inundaciones por las excelsas caídas de agua que en la temporada de lluvias ocurren, el organismo de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (ODAPAS), trabaja en el desazolve de los cárcamos de la localidad pero especialmente en aquellos lugares específicos en donde habitan un pequeño territorio una gran cantidad de familias.

Tales se ubican en unidades habitacionales y colonias densamente pobladas, en las cuales la cantidad de personas es mucho mayor proporcionalmente hablando, que en los demás puntos de la demarcación.

Así, conjuntos urbanos como Pichorras, San Buenaventura, La Palma, Cotera, Santa Bárbara, José de la Mora, Azúcar, Santa Cruz, Xico, Molino, Guadalupe Victoria, San Jacinto, 4 Vientos y Palmas I, serán saneados en sus cárcamos por la intensidad de sus aguas residuales combinadas por caída y desecho. El organismo se da de plazo hasta el 20 de mayo para limpiar 14 plantas de re – bombeo.

San Buenaventura cuenta con 26 mil viviendas y es uno de los conjuntos urbanos más grandes en Ixtapaluca (y todo Latinoamérica), por ello tiene especial atención por las 17 bombas sumergibles que lo integran; allí han sido repuestas 6 bombas en un programa de reequipamiento de 13 de las 14 bombas de desazolve, lo cual marca su importancia para la prevención de inundaciones.

Pablo Martínez encargado de dicha área, indicó que la capacidad de desalojo de esta planta es de 7.5 metros cúbicos por segundo, con lo que se llenarían tres camiones de volteo con los desechos retirados;  “… todo el azolve, se retira por medio de un equipo denominado malacate, posteriormente se deja secar y es  utilizado como relleno” explicó, “las aguas residuales se rebombean al río San Francisco y de aquí, bajan al vaso regulador de la Gasera para desembocar en el Canal de la Compañía, que ahora va recubierto y que ayuda en el desalojo de cuatro cárcamos del municipio….”, dijo.

La cuadrilla de los “Tiburones” que trabaja en estas labores y de la que poco se habla, está conformado por diez hombres a quienes se les proporciona equipo de seguridad: mascarillas, pantaloneras, guantes de carnaza, guantes de plástico.

“Los integrantes se someten a una revisión periódica por parte del Instituto de Seguridad Social del estado de México y Municipios (ISSEMYM) y se les aplica  la vacuna contra el tétanos… la cuadrilla trabaja año con año durante los meses que no llueve  por lo que en mayo deben estar concluidas estas labores. En la temporada de lluvias la cuadrilla  está en guardia para revisar los niveles “al arrastre”, lo que significa tener los niveles más bajos de azolve, para tener más tiempo de desalojar el agua.

Pablo Martínez hizo un llamado para que la ciudadanía no arroje basura a las calles, pues “el 70 por ciento de las inundaciones es ocasionado por los residuos sólidos que la gente deja en la vía pública, si evitamos tirar basura en la calle, se  conseguirá que las bocas de tormenta y las coladeras receptoras de aguas pluviales, estén libres de cualquier desecho, para que en temporada de lluvia éstas puedan desalojar sin problema el agua de lluvia…”, puntualizó.