Marcada inconformidad en Morena

Marcada inconformidad en Morena

 

  • Por designaciones de coordinadoras de organización

Por José Manuel Miranda

ZONA ORIENTE, Méx.- El reciente proceso para designar coordinadores de organización en el partido Morena en el Estado de México, ha dejado senda inconformidad entre sus militantes, simpatizantes y afiliados.

Las razones son variadas, pero en particular destaca la falta de transparencia en cuanto al proceso de encuesta que ese partido llevó a cabo.

Las tendencias que se marcaban como evidentes, quedaron rebasadas con una decisión política que puso al frente a personajes femeninos que, a simple vista, no cuentan con una fortaleza plena que les ayude a competir como aspirantes a candidatas a las alcaldías de Ixtapaluca y Chalco, municipios en donde se determinó que el género mujer sería el estandarte de la contienda electoral.

Recientemente los grupos que no fueron favorecidos en Ixtapaluca han expresado su descontento por lo que consideran una imposición inexplicable, y demandan una sustitución de la recién designada coordinadora de organización.

Además parece  que en Morena las reglas cambian con el tiempo, pues ese partido acaba de publicar una convocatoria abierta a sus militantes para elegir a sus candidatos a alcaldes y diputados, lo que contraviene el mensaje que se había dado por cierto de que quien ostentara la coordinación de organización sería ungido como abanderado a la Presidencia municipal correspondiente.

A raíz de lo anterior, la designación de Areli Estrada Gallardo como coordinadora en Ixtapaluca, respaldada solamente por un grupo de los muchos que contendieron por esa posición, está siendo cuestionada por su incapacidad de llamar a a la unidad del partido en esa demarcación.

En tanto  en el municipio de Chalco, Rosario Rosas Martínez que fue designada por el comité estatal de Morena como titular de la coordinación de organización, mantiene una posición endeble, en tanto que la alianza de Morena con el Partido Encuentro Social apunta a una probable negociación con el dirigente del PES en franca debilidad.

Sin embargo, el escenario de la nueva convocatoria para candidatos modificará seguramente ese panorama, toda vez que los estatutos de Morena señalan a la asamblea como el máximo órgano que determina las designaciones de candidaturas, avalada ésta por una metodología verificada por el INE, de modo que las sorpresas poco transparentes serían las menos.

Con todo, la actual actividad de los grupos que están afiliados a Morena deja entrever que no se van a quedar con los brazos cruzados y darán la batalla con todo lo que la legalidad y los estatutos de su partido les ofrece.

Las actuales Coordinadoras de Organización de Ixtapaluca y de Chalco por Morena no las tienen todas consigo y aunque son casos distintos, la celebración de una asamblea que otorgue designaciones a cargos de elección popular, pondrá en verdadera perspectiva quién es quién en la representación de esa organización política en esos municipios calificados como estratégicos.