La redistritación y el hijo de AMLO

La redistritación y el hijo de AMLO

 

  • Se acota el área de competencia
  • MORENA va por todas las canicas

Por José Manuel Miranda

MƒXICO D.F. 25MARZO2007.-  JosŽ Ram—n L—pez Beltran acompa–ando a su padre en la marcha. FOTO. JEFTƒ ARGUELLO/CUARTOSCURO.COM

MƒXICO D.F. 25MARZO2007.-
JosŽ Ram—n L—pez Beltran acompa–ando a su padre en la marcha.
FOTO. JEFTƒ ARGUELLO/CUARTOSCURO.COM

ZONA ORIENTE, Méx. –  Los tiempos políticos que corren inequívocamente van en una dirección, alternancia de colores.

No de ideología, visiones de desarrollo, ni compromiso ciudadano, no; El PRI va a perder mucho terreno de aquí en adelante en muchas partes del Estado de México de seguir por la senda que va, lo cual es muy seguro que así sea, a manos de quién, eso está por verse.

Hoy que Manlio Fabio Beltrones ha renunciado a la dirigencia nacional de su partido el PRI, la inmensa mayoría que decía apoyarlo se van a comer un buen pedazo de trapo, luego del estrepitoso fracaso que significó la pérdida de 10 millones de electores de un plumazo en las pasadas elecciones del 5 de junio.

¿Pero qué tiene que ver en esto José Ramón López Beltrán el “pejechico”, hijo de AMLO?

Resulta que la fuerza política de MORENA tiene las baterías enfiladas en esta región de los volcanes hacia el municipio más populoso, divergente en cultura y belicoso de todos, Valle de Chalco Solidaridad.

No es nuevo el planteamiento, efectivamente, pero lo que sí es novedad es que el pejechico ya tiene registrada su residencia en ese municipio mexiquense es decir, su credencial de elector lo acredita como vecino del municipio más grande de la región oriente luego de Ecatepec y Netzahualcóyotl.

Bien le vendrá a Francisco Tenorio -líder impuesto de MORENA  en esa municipalidad- el aceptar un relevo semejante, faltaba más, porque lo cierto es que el asunto va en camino de que el crío del pejelagarto sea investido con la candidatura de esa agrupación política a la presidencia municipal, lo que significa un derroche de recursos de cara a la ya esperada elección del 2018, porque la del 2017 les importa un pepino.

Otro asunto que abona a una revolución de números en los próximos comicios federales, es que la Cámara Legislativa mexiquense ya está preparando una re – distritación, esto es, un re – mapeo del territorio más importante del país en el que se dejará solo como distrito a Valle de Chalco Solidaridad, de modo que ya las fuerzas políticas locales no invadirán territorios ajenos (así lo ven) y se enfocarán en las municipalidades propias, hablamos de Chalco y Valle de Chalco que estarán como distritos diferentes y sin compartir el territorio electoral con otros municipios.

Esto va a dejar el completo dominio de la fuerza política del PRI en Chalco en manos de los grupos más fuertes, mismos que no dejarán subir a las corrientes que se han echado a la hamaca y que son sumamente acomodaticias. Para el caso de Valle de Chalco, una orfandad priista terrible se viene, pues las diferencias en ese partido que acusan inmovilidad, incapacidad y falta de consenso, serán presa fácil de la corriente amarilla en el gobierno local y de los ‘morenos’ que vendrán con todo el dinero del mundo y sus programas asistencialistas a apoyar al pejechico para generar su ‘branding’ político.

De este modo, una reconfiguración del territorio electoral, un PRI unipolar, una falta de acción de los actuales ediles que incida de forma positiva en el ánimo popular en toda la región (sea el partido que fuere), y la apertura del mayor territorio electoral de la región por parte del ‘peje’, es un coctel idóneo para que la alternancia de colores se dé en las próximas elecciones del 2018.

Nos saltamos el año que viene porque los institutos políticos (en especial MORENA) es lo que tienen en mente, el PRI tiene como enemigo a sus propios ‘tlatoanis’ que  se pelean la gubernatura, pero que afuera no tiene a un rival verdadero para ese puesto en el Estado de México.