Humo blanco con Coca…

ANÁLISIS

Nuevas cabezas en el PRI de Ixtapaluca

 

  • Designan a Julio César Coca Paz Presidente del CDM
  • Ruta 36 de transporte se queda con la secretaría general

Por JM Miranda

Coca PRI1 (800x450)IXTAPALUCA, Méx. –  Por fin se concretó la operación entre grupos políticos que ha encumbrado a Julio César Coca Paz como dirigente del partido tricolor en esta demarcación, lo cual se certificó en una reunión protocolaria en la que estuvieron presentes de 400 a 500 personas en un salón de eventos de Acozac el viernes pasado.

Jaime Barrera Velásquez, Secretario de Organización del Partido Revolucionario Institucional en el estado de México, fue quien tomó la protesta como Presidente a Coca Paz, quien es acompañado de María del Carmen Rodríguez Contreras en la secretaría general y quien es activa dirigente de la Ruta 36 de transporte, la más grande en números de toda la zona oriente del estado.

Durante meses la dirigencia municipal del PRI estuvo en un estado de sopor y con un vacío en su actividad política, que permitió actuar de manera  discrecional a los grupos que se disputaban la cabeza del organismo, posición que les permitiera mediante sus consejeros y autoridades partidarias, imponer candidatos a los puestos de elección que se disputarán las preferencias del electorado el 7 de junio próximo.

Este acomodo de fuerzas políticas, va a permitir al grupo que actualmente gobierna Ixtapaluca, colocar a sus activos en la contienda electoral con toda la representación legal que la ley impone y ahora con el respaldo institucional del PRI, lo cual era un escenario hasta hace unos meses poco probable debido a un pretendido jaloneo con el gobierno estatal.

Hoy, el tablero en el cual se jugará la elección municipal y las diputaciones local y federal, es más claro y permite entender el peso y poderío que la organización Antorcha Popular tiene, pues era necesario que sus rivales al interior de su mismo partido soltarán al menos el 60% de consejeros políticos para validar la elección de la fórmula de Julio  César Coca Paz y Carmen Rodríguez.

En términos llanos, la elección del próximo año se anticipa como un evento político más sencillo para el tricolor, pues el reconocimiento y validación del grupo más fuerte, organizado y consolidado (aun con una estructura casi corporativa), prácticamente garantiza de acuerdo a los resultados óptimos del actual gobierno, el alcanzar su revalidación en la próxima administración local.

Lo anterior no es difícil de ver, sobre todo cuando la oposición a la nueva dirigencia municipal del PRI no está en los partidos políticos a los que enfrentarán de manera oficial en la contienda de 2015, sino en sus propios correligionarios que, divididos en tres cabezas, no han podido superar la política asistencialista y de dádiva para acercarse a la gente y pretender su favor en actos que generan vista, pero que no sujetan voluntades.

Julio César Coca paz se ha distinguido por ser un activo clave de la organización Antorcha Popular y un funcionario de gobierno que ha salido avante en sus encomiendas, no por nada fue seleccionado por su agrupación para encabezar ahora al comité directivo municipal del revolucionario institucional.