Eran poquitos y los mordió la perra…

ANÁLISIS

Desbandada en el PRD de Ixtapaluca

 

  • El aval sobre el candidato actual, motivo suficiente

Cerebro HomeroIXTAPALUCA, Méx. –  Resultado del agandalle que se acusó el fin de semana pasado cuando el consejo político del Partido de la Revolución Democrática avaló a un gran número de candidatos a diputaciones y alcaldías, la estructura municipal de esta organización partidista se viene abajo con la salida de varios de sus integrantes que no alcanzaron favor alguno, debido a que las corrientes internas de Alternativa Democrática Nacional (ADN) y Nueva Izquierda (NI), se repartieron todas las candidaturas en la región suroriente del estado de México.

Luego que se supiera la designación de José Antonio López Lozano como abanderado del partido amarillo de cara a la elección de junio por la alcaldía, personajes que venían haciendo trabajo de campo desde hace tiempo, simplemente se quedaron con un palmo de nariz al no ser tomados en cuenta.

La región de los volcanes se vio totalmente cooptada por esas fuerzas en la facción perredista y el botón de muestra lo constituye Ixtapaluca de lo que se anticipa se replicará en otros municipios cuando militantes de otras “tribus” amarillas no obtengan nada para su causa, hablando de candidaturas a puestos de elección popular.

En el PRD local, sólo quedó la fuerza integrada por el candidato mencionado (el personaje más apolítico según sus críticos), seguido del ex – dirigente Iván Araujo, las “maestras” (eternas lideresas que no sueltan el partido ni aunque las maten porque de allí viven) y los “primos” pertenecientes a Nueva Izquierda que en la pasada campaña de 2012 corrieran literalmente a todos los integrantes del partido, arguyendo que la casa de campaña perredista era de ellos, “cuando en realidad querían colocar de candidatos a sus hijos y amantes…”, se acusó entonces.

Con regidurías de la primera a la cuarta el virtual e inamovible candidato, ya no tendrá los activos  con que hace tres años contaba el PRD. Si se recuerda que la contienda pasada con todos los que eran, ocuparon la tercera plaza de la contienda, hoy el panorama no es muy halagüeño para su causa, aunque su cabeza le apuesta a la derrama económica que presume desde hace tiempo, hará sobre los votantes.

En tanto, uno de los nuevos partidos ha abierto las puertas a todo un muégano de políticos profesionales y adeptos a ellos de fuerzas varias y hasta disímbolas, ello en el aspecto ideológico formal. Todos quieren una cosa, volver al palacio presidencial y disponer de los recursos públicos con una presumible mejora para los ciudadanos.