El relevo de gobernador, ya…

ANÁLISIS

 

El cuatro a Eruviel…

 

Por José Manuel Miranda

Inauguración de juzgados (624x800)Hoy los analistas se llenan la boca de trascendidos acerca del relevo del mandatario mexiquense ante la ola de violencia irracional y atroz que se manifiesta en casi todo el territorio gobernado por Eruviel Ávila Villegas.

La existencia de un supuesto pacto que consistía en ceder la candidatura a un personaje del valle de México para despresurizar la animadversión de los “priistas de base” a la herencia del grupo Atlacomulco de pasarse unos a otros el poder (desde hace décadas), para que luego de dos años el elegido -en su caso- entregara de nuevo la silla a ese grupo de dictadores de la política en el estado de México (y ahora en todo el país), y la negativa por parte de Eruviel Ávila a cumplir con él, es lo que ha promovido una desatención federal de los principales problemas que al gobierno de Peña atañen, tales como el control de la seguridad nacional y la garantía de asistencia al gobierno estatal en temas que sobrepasan su competencia.

El asunto es tan fácil de entender como difícil de solucionar, suponiendo que a los gobernantes les interesara realmente aplicar soluciones sociales:   “Ponemos a otro, bajamos presión social y después lo promovemos al gabinete federal y recuperamos el control total del estado”.

Así de perversa es la idea que se maneja entre la gente que especula con las filtraciones, los trascendidos, y las informaciones que se dejan ver entre líneas y que son indicadores de cambios de perspectiva. No nos equivocábamos, lo que no sabíamos es cuando se iba a dar el golpe, ni quién supliría bien a bien al Dr. Ávila.

La pregunta no es si fue incapaz o no, porque hay muchas más, que tal indagar sobre si, ¿será que ésta guerra de cárteles que se da actualmente en el estado de México es inducida por el grupo Atlacomulco?

No hay que olvidar que los grupos de mafiosos ya estaban desde la época de Peña Nieto en la gubernatura, no salieron por generación espontánea; además la guerra mediática ordenada en contra del primer mexiquense es tan evidente que pone a los “analistas” en vergüenza porque demuestran que su pluma sólo está para justificar y adelantar hechos pactados por la Presidencia de la República.

Hoy que todos le cantan el adiós al “inquilino de Lerdo” como dice un cuate de los medios, no se puede dejar pasar el hecho simple de que este relevo es forzado luego de haber dejado que se pudrieran las cosas en el estado para justificadamente y de manera legal, realizar un reemplazo que pretende poner orden a un caos en donde pareciese que los demonios andan sueltos atormentando almas inocentes.

Vemos que aquellos que no se ocupaban del estado en otros tiempos, hoy ponen gran énfasis en su trabajo para justificar la permuta de gobernador, el primero de la administración peñista y que sucederá en su propia tierra.

Ya se cantaba desde hacía un par de meses que Luis Miranda Nava entraría al quite  y hoy le ponen de comparsa a manera de terna, la opción de Alfredo Navarrete Prida como otro posible sucesor.

Lo cierto es que la mano dura ejercida por el gobierno de Peña no encuentra otra salida que mandar a quien la ejerce de manera magistral, y ese es el subsecretario de Gobernación, quien realmente manda en términos de política interna en México.

Para los enterados, la sustitución del comisionado de la Secretaría de Seguridad Ciudadana con un hombre de las confianzas del Secretario Osorio Chong, no significaba otra cosa que la toma del control político por parte de la federación en todo el estado de México, La violencia atípica y temporal de Eruvielasunto que arreció con la tonta declaración de Eruviel al calificar a la violencia de “temporal y atípica”.

La otra vertiente es que Osorio Chong dijo,  “…ésta coordinación, si bien inició hace ya dos días, estará presente durante toda la administración del Presidente Enrique Peña Nieto, dado que el Estado, por su tamaño, por su número de habitantes y su confluencia en el centro del país, requerirá SIEMPRE del apoyo federal…”, esto es: llegamos para meter la mano y allí se va a quedar.

El relevar  de su función política a Eruviel Ávila, es un proceso que ya no se va a detener y se ha filtrado que la fecha fatal podría ser en esta semana santa. Lo  importante del asunto radica en la posibilidad real de, sea quien sea, aplique con eficacia un plan de emergencia que cambie la perspectiva de la gente, ordene la administración en rumbos de una economía pujante y prepare una sucesión tersa.

Los problemas seguirán, pero la meta es que no se vean tan graves en términos mediáticos, que la violencia abierta y cruda como se da hoy día desaparezca de los mass media y se diluya el clima de guerra social entre criminales, no así contra de ellos.

La venta de la estrategia mediática que marca la generación de un problema (desatención social), para luego vender una solución no aceptable en tiempos de paz social (sustituir gobernantes), está logrando su propósito…