Diputado que solo pasa de mojado…

ANÁLISIS

Reynaldo Navarro, la carta incómoda…

 

  • Patadas justas y centradas
  • Señalamientos graves

CARTA SOBRE REYNALDO NAVARRO (582x793)IXTAPALUCA, Méx. –  Cuando ya se tiene casi a punto la terna de candidatos en esta localidad a los puestos de elección que se jugarán el próximo 7 de junio la voluntad popular por parte del PRI, surge un tronco en el camino de quien ya se siente diputado local por el distrito 40:  Reynaldo Navarro.

Tal inconveniente -si es que se le ha de llamar de algún modo-, es una carta dirigida al gobernador Eruviel Ávila Villegas acerca de algunos puntos oscuros en la personalidad jurídica del diputado federal con licencia -citado en el párrafo arriba- y que pretende saltar a la cámara mexiquense para la próxima legislatura.

La misiva hecha por el profesor José Morales González y distribuida el pasado seis de marzo a las instancias de su partido el PRI, versa sobre dos irregularidades en la persona jurídica de Reynaldo Navarro, acusándolo de haberle sido retirada su visa a la Unión Americana y la negativa de ésta a través de la embajada en nuestro país para otorgársela de nuevo aún siendo diputado federal.

La otra, es el no encontrarse registro alguno sobre la validación de los estudios que ostenta el legislador con licencia, es decir, cuando se presenta como licenciado en Ciencias de la Comunicación de acuerdo con información de su perfil en la legislatura federal (de la cual se acaba de separar), no existe registro alguno de eso en ninguna instancia nacional y menos -por supuesto- en la Dirección General de Profesiones de la SEP, según suscribe el escribiente de la carta.

Además, Morales González abona de manera personal una observación en la que afirma que Reynaldo Navarro “no cuenta ni con el nivel preparatoria…” dado lo cual, exige una investigación sobre el personaje aduciendo transparencia y credibilidad sobre los contendientes priistas en las próximas elecciones.

Para rematar quien suscribe dicha carta dice, “A partir de este momento responsabilizo a los hermanos Navarro de Alba de cualquier atentado que pudiera sufrir un servidor y mi familia” (SIC).

No hay que olvidar tampoco que quien suscribe la carta  es padre de José Ignacio Morales ex secretario del Ayuntamiento en el trienio pasado, en el que Humberto Navarro (hermano del acusado) fue Presidente y donde “pepenacho” (así conocido coloquialmente), terminara terriblemente su relación con la administración pública luego de un altercado sin igual con el entonces alcalde de Ixtapaluca.

Así, las viejas rencillas no cesan y siguen dando mucho de qué hablar, pero sobre todo arrugan el panorama que se supone se tenía “planchado” por el actual grupo en el poder local.

Entretanto quien se frota las manos es la oposición, misma que prepara un engrudo de actores políticos que si se avivan pueden dar un campanazo, sobre todo al tener un candidato tan extremadamente frágil y endeble, como lo es Reynaldo Navarro de Alba.