Desesperan aumentos a la gente

Desesperan aumentos a la gente

 

  • Tortilla a 14 y pasaje a 10 pesos respectivamente
  • “No se justifica el abuso”, dicen

Por José Manuel Miranda

ZONA ORIENTE, Méx. –  Con una molestia evidente, usuarios de transporte público en diversas rutas de la zona de los volcanes han denunciado vía las redes sociales un abuso en el incremento del precio del pasaje ocurrido éste, a pesar de que aun la Secretaría de Movilidad del Estado de México no ha autorizado incremento alguno en tarifas.

Lo mismo pasa con la tortilla que desde mediados de la semana pasada ha visto subir su precio hasta en un 40% sin mediar explicación al consumidor a excepción de las palabras, “si quiere”.

Diferentes personas que en un sondeo han sido cuestionadas por este medio informativo, han denunciado abusos en el transporte público derivados del contubernio entre despachadores y algunos choferes que “por sus calzones” (así lo manifiestan) subieron hasta en un 25% la tarifa alegando que “sus oficinas se los han autorizado”, aun cuando los responsables de las rutas lo nieguen.

Ixtapaluca, Chalco, Valle de Chalco Solidaridad y los municipios de la zona de los volcanes han reiterado sendas quejas a través del internet en redes sociales denunciando los hechos sin que ocurra nada.

“Tal parece que va a ser a fuerza de imposición que estos aumentos se queden en esos porcentajes, sabemos que habría incrementos, pero no con ese nivel de abuso…”, dijo Alexis Reyes de Ixtapaluca al ser entrevistado.

Y es que rutas directas que cobran el pasaje antes de poder abordar sus unidades, imponen por la fuerza la nueva tarifa, especialmente al empezar el día y pasadas las diez de la noche, dejando sin opción a usuarios cuando no hay otra vía de traslado, asunto que es reiterado en unidades habitacionales donde los transportistas son la única opción.

El caso del aumento a la tortilla es más irritante, sobre todo cuando se comprueba que existen muchos establecimientos que aún no suben el precio -si bien es cierto que el precio del alimento está liberalizado-, y las amas de casa están al arbitrio de los expendios, so pena de buscar en lugares más alejados de su comunidad un coste más barato.

Los aumentos están sin control; la Secretaría de Movilidad con Edmundo Ranero Barrera recién nombrado no dice esta boca es mía y la Profeco no interviene en el caso de la tortilla por “estar liberado su precio”, argumentan.